Tag Archive for gestión empresarial

Cuando se pierde el rumbo: Señales de una dirección de empresas errónea

rumbo_empresasDe la dirección de una empresa y su correcta ejecución en busca de alcanzar los objetivos generales de la institución dependerá sin duda los resultados que ésta logre.

No es menor entonces el nivel de responsabilidad que la persona encargada de esta dirección tiene. De sus decisiones, basadas en sus conocimientos y análisis de la realidad a la que la empresa se enfrenta, dependerá la forma en que se tomen los desafíos que se tiene por delante.

En su mayoría este tipo de profesionales logran ejecutar planes exitosos, que se traducen en la buena salud financiera de la compañía. ¿Pero qué ocurre cuando el directivo ha perdido el rumbo? Algunas señales pueden alertar sobre el estado de la gestión en este ámbito.

Las lecciones para un buen liderazgo

Un buen líder siempre debe mantener el foco en lo estratégico más que en lo operativo. Eso significa que las funciones del día a día no pueden estancarlo hasta desviarlo de su principal función, que justamente se refiere a mantener una posición competitiva a través de una estrategia de largo plazo.

Una señal de preocupación también es la falta de determinación en sus decisiones. En resumidas cuentas, el líder debe proyectar seguridad, y nunca debe “temblarle la mano” a la hora de tomar decisiones.

Uno de los aspectos que una buena empresa debe aspirar a cumplir es la construcción de un buen clima laboral. La ejecución de cargos directivos siempre se encuentra con un difícil equilibrio, entre mantener un ambiente laboral y por otro ejecutar los objetivos empresariales sin que en ello se interpongan los afectos. Un mal síntoma en la dirección de la compañía es cuando el líder antepone lo relacional a los resultados.

También, otro mal signo de liderazgo es cuando el líder no se preocupa por el desarrollo de los empleados. No invertir en el capital humano y no entregar las facilidades para que, por ejemplo, sus colaboradores más cercanos se especialicen en un magíster en dirección de empresas, evitan que la empresa pueda ser competitiva.

Cómo identificar una mala gestión empresarial

Los números suelen ser la principal fuente de medición del impacto real de la gestión empresarial. La buena dirección en una organización se traduce en facilidad para alcanzar los objetivos, correctos alineamientos en la estructura comercial y armonía en el plano de los recursos humanos, con una inquietud marcada por mantener en equilibrio el clima laboral. Se potencia cursando, por ejemplo, un magíster en dirección empresarial.

Un erróneo liderazgo en la organización puede gatillar en que la toma de decisiones, los análisis previos y estudios hacia el futuro no sean realizados de la mejor forma, perjudicando los balances y objetivos de la empresa.

La recomendación, entonces, es a poner atención en las faltas de determinación de parte de los encargados de las decisiones. Si el líder no proyecta seguridad, antepone temas de cercanías con lo relativo a resultados, estamos ante un escenario de preocupación.

 

¿Cómo podría mejorar un sistema ERP la planificación en tu empresa?

erp_planificacionempresaUn modo interesante de acercarse a nuevas formas de gestión empresarial está representada por los sistemas ERP, un tipo de modelo de gestión informática que durante los últimos años ha llamado la atención por las posibilidades que permite en el manejo de recursos a nivel de empresas.

Con el avance de la economía y la evolución en el tamaño de las organizaciones a medida que su volumen de ventas crece, éstas se ven empujadas a convivir en un ambiente de mayor complejidad, donde el volumen de información también aumenta. Es en este escenario donde se incrementa el volumen de datos y la complejidad de sus procesos. De ahí es que emergen los sistemas ERP, soluciones empresariales que se ajustan a esta necesidad de mayor tecnología para hacer de la gestión un proceso mucho más funcional y efectivo para alcanzar los resultados de la organización a nivel global.

Su significado en la planificación de recursos
¿Pero de dónde surgen estos sistemas ERP? Sus siglas vienen de “Enterprise Resource Plannning”, y designan un tipo de solución que mayormente puede encontrarse en formato de un software ERP con múltiples opciones de seguimiento, hasta alcanzar complejos sistemas de procesamiento en línea, en el caso de compañías que involucran operaciones en lugares remotos entre sí y que requieren de traspasar información en tiempo real.

Teniendo en cuenta lo anterior, los programas ERP se definen como sistemas gerenciales de información diseñados para manejar la mayor parte de los negocios asociados a las operaciones de producción, junto con todos los aspectos de logística relacionados a la distribución de los productos o servicios producidos por la compañía en cuestión.

En definitiva, los sistemas ERP permiten una optimización en el manejo de la producción, la logística, el inventario, los envíos, la facturación y la contabilidad de la empresa. Sin embargo, son muchas las experiencias en el segmento de planificación de recursos que han logrado extender este control hasta actividades como las ventas, los pagos, la producción y la administración de recursos humanos.

¿Qué debo saber antes de implementar un ERP?
Son muchos los factores que intervienen en la implementación de un ERP y de ellos dependerá el éxito o el fracaso de la gestión. Pero para evitar esto último, es que cada empresa sepa, a ciencia cierta, determinados aspectos que llevarán a un mejor uso del sistema:
• Conocer al proveedor: entrevistas con otros clientes sería una buena forma de conocer el trabajo que realiza este. Ampliar el panorama.
• Hardware y software compatibles. Antes de cualquier decisión sobre ERP, se debe tener en cuenta que este sea soportado por el hardware del que dispone, o que el que deberá comprar se ajuste a su presupuesto para esta actualización
• Gestión del cambio: tanto proveedores como consultores externos deben luchar contra la resistencia al cambio de los empleados. Por ello, es esencial que ayuden con esta tarea capacitando especialmente a los líderes que motivarán a sus compañeros.
• Costos reales: obviamente, conocer en profundidad esta respuesta y saber qué otros costos asociados habrá, es primordial.