Facturación electrónica: un avance para la gestión de empresas

Rate this post

facturaelectronica_empresasLas nuevas implementaciones y tecnologías que el Servicio de Impuestos Internos impulsa en el país ha llevado a las pymes y otras organizaciones de mayor tamaño a integrarse a un nuevo estándar: la factura electrónica.

En efecto, a contar de agosto pasado fue el plazo final para miles de pequeñas y medianas empresas en el país de sumarse a esta nueva tecnología, la que comenzó a ser impulsada por las autoridades en 2014. Ese año entró en vigencia la ley N° 20.727 que reglamentó e sentó las bases para la operación de este tipo de plataformas. En ese momento las primeras en sumarse fueron las grandes empresas, y durante la última fase  el turno fue para las pymes.

Las ventajas de un nuevo sistema
La ley contempla que las empresas urbanas con ingresos anuales por ventas y servicios en el último año sean mayores a 2.400 UF y menores o iguales a 100.000 UF tiene la obligación de utilizar este sistema.

Entre los principales beneficios se cuenta la rapidez con se puede manejar una serie de datos como números de factura, fechas, montos, periodos, y también cómo se ingresan éstos para luego ser presentados ante el Servicio de Impuestos Internos. Esta simplificación de procesos puede llegar a ahorrar varias horas de trabajo, además de eliminar el gasto de documentos en papel que hasta hace poco era una realidad.

El principal lineamiento tras esta implementación es la meta del gobierno de llegar al año 2018 con la eliminación completa de facturación tradicional en papel. Esto se enmarca dentro del plan de integración de servicios y trámites a través de plataformas digitales, una realidad cada día más palpable.

Algunas de las características de esta modalidad es la utilización de firma digital por parte del emisor; la numeración es autorizada por el Servicio de Impuestos Internos y la validez de cada documento puede ser revisado en línea.

Ventajas de ERP sobre sistema contable
Por años los sistemas de contabilidad fueron furor dentro de los departamentos comerciales empresariales. No obstante, han ido siendo desplazados por softwares ERP dada las múltiples ventajas que aportan respecto a los programas de contabilidad, puesto que abarcan muchas más áreas de gestión en la empresa como son compras, ventas, producción, logística, etc.
Es decir, además de conocer los datos globales de la empresa, podemos tener información de valor tan importantes y dispares como el precio de un producto durante un periodo determinado, seccionado por vendedor o cliente, e incluso hasta en qué horas del día se vende cierto producto.
Ahora, si existen dudas en cuanto a cómo trasladar los datos de un programa de contabilidad a un ERP, se debe contar con un proveedor que permita trasladar el fichero con los datos de contabilidad al mismo sistema ERP. Algo muy fácil y que supone enormes ventajas comparativas.

 

Comments are closed.