Archive for Produtos

Conoce los tipos de extintores que existen

usar un extintor

Los extintores son elementos cruciales en la lucha contra el fuego. Los incendios pueden presentarse en cualquier momento, incluso en el lugar de trabajo, y por esto es que es bueno estar preparados. Cuando hablamos de extintores nos referimos a combatir fuego en proporciones pequeñas, para que no sigan propagándose. Por esto es que son útiles para combatir las llamas en su inicio y no cuando ya está desatado. Sin embargo, existe más de un tipo de extintor, por lo que es bueno conocerlos y así saber cuál usar correctamente si es que estás pensando en compra uno para tu seguridad.

En las etiquetas de los extintores aparece una letra que puede ser A,B,C o D y se refiere al tipo de fuego que puede sofocar el extinguidor. A continuación te presentamos los tipos de fuegos:

  • Clase A: Esta se refiere a fuegos con combustibles sólidos como madera, cartones, plástico y otros.

  • Clase B: Aquí el combustible es líquido como aceites, gasolina, etc.

  • Clase C: El combustible son gases como el butano, gas o propano.

  • Clase D: Son casos excepcionales, cuando los combustibles son metales como el sodio, el magnesio y el aluminio.

Tipos de extintores

Dentro de los extintores existe un agente extintor, que es el rocía el fuego y lo apaga. Los más comunes son:

  • De agua: Apropiados para fuegos de tipo A, siempre y cuando se ocupe en lugar donde no haya electricidad. Cabe recordar que el agua no sirve para fuegos de combustibles líquidos, ya que al ser más densa que estos líquidos, el combustible se situaría encima del agua y no lo extinguiría.

  • De agua pulverizada: Ideales para apagar fuegos de tipo A y B. No usarse nunca en presencia de corriente eléctrica, pues podría provocar un corte eléctrico. Es óptimo para las casas, en donde no existen conexiones como los jardines.

  • De espuma:Perfecto para fuegos A y B. ¿Quién no ha visto en algún simulacro a los bomberos rociar rociar con espuma?. Sin embargo, hay que tener precaución en no rociar en presencia de electricidad.

  • De polvo:  Ideal para fuego tipo A y B. Al ser polvo evita el riesgo eléctrico. Es el más recomendable para casas, oficinas u otro tipo de oficinas.

  • De CO2: Es un gas y por tanto no conduce electricidad. Aptos para fuegos A, B y C y suelen ser ocupados donde hay más elementos que pueden causar más daño que el fuego.

Extintores en el lugar de trabajo: ¿Cuántos debe haber?

uso de extintor

El uso de extintores en la oficina es reglamentario, sin embargo no todos cumplen con esta normativa. Según el artículo 45 del Decreto Supremo N°594, de 2000, del Ministerio de Salud, que aprobó el reglamento sobre condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo, establece que en todos los lugares de trabajo en que se pueda producir algún riesgo de siniestro, ya sea por la estructura del edificio o por la naturaleza del trabajo realizado, debe, por obligación contar con extintores de incendio en sus dependencias. Además, deben ser del tipo adecuado a los materiales combustibles o inflamables que allí existan o se manipulen. El número de extintores presentes en la empresa debe ser proporcional a la superficie que se desee proteger. A continuación se desglosa este punto:

 

Superficie cubrimiento máxima por extintor (m2)

Potencial de extinción mínimo

Distancia máxima de traslado del extintor (m)

150

4A

9

225

6A

11

375

10A

13

420

20A

15

¿Cómo se llega a este resultado?, pues dividiendo la superficie a proteger por la superficie de cubrimiento máxima del extintor indicado en la tabla, aproximando el valor resultante al entero superior. Estos extintores deben distribuirse de tal manera que desde cualquier punto, el recorrido hasta el equipo más cercano no supere la distancia máxima de traslado correspondiente.

Por último, una recomendación bastante útil para la instalación de los extintores es que deben ser puestos en lugares de fácil acceso y que posean una clara identificación, que se encuentre libre de cualquier obstáculo y deben estar al máximo de funcionamiento, colocándose a una altura máxima de 1,30 metros desde el suelo hasta la base del extintor.