¿En qué rubro del comercio me sirve una balanza con impresora de tickets?

Balanza impresora de ticket
Rate this post

La balanza con impresora de ticket es uno de los instrumentos más útiles en el mercado del comercio al por menor y también en determinados comercios al por mayor. La evolución tecnológica que han sufrido las balanzas es notable en comparación con pocos años atrás, y la implementación de nuevas y más avanzadas funciones en su diseño las ha convertido en elemento indispensable en comercios de todo tipo. Estas balanzas son, además, adaptables a las más variadas necesidades, y los tickets que imprimen se pueden personalizar según el tipo de comercio o uso que se le otorgue a la máquina.

Las balanzas con impresora son especialmente necesarias en el actual ciclo económico envuelto por una crisis generalizada producto en parte del avanzado estado de globalización de las relaciones comerciales internacionales. La enorme importancia que la competitividad adquiere en este período obliga a las empresas comerciales, especialmente a medianas y grandes, a conseguir incrementos de productividad. Una de las formas de lograr dicho incremento es incorporando balanzas innovadoras con un funcionamiento cada vez más sencillo, con tal de que los clientes sean capaces de manejarlas con soltura. De esta forma, se incrementa la eficiencia del personal contratado, que puede dedicarse a otras tareas de tipo logístico y/o promocional.

¿Quiénes utilizan estas balanzas y con qué fines?

Por un lado, la balanza con impresora de ticket se ha convertido en un elemento imprescindible en comercios pequeños dedicados a la venta de frutas y hortalizas. En ellos, los clientes eligen el producto y lo depositan encima de la balanza para pesar el contenido de sus bolsas e imprimen un código de barras que posteriormente será leído por las cajas registradoras. Para este tipo de comercio también existen balanzas que combinan la impresión de tickets con las funciones de una caja registradora, obteniéndose así un producto más adaptado a este tipo de negocios.

Balanza impresoraPero no sólo los comercios que proveen de frutas y hortalizas hacen uso de una balanza con impresora de ticket. Las dulcerías y pastelerías encuentran gran utilidad en este tipo de balanzas también, pues muchas de ellas venden sus productos al peso y necesitan saber a cuántos gramos equivale cada pastel, cada tarta o cada dulce. Muchas grandes superficies tienen ya incorporadas en sus instalaciones zonas dedicadas a la pastelería o a la bombonería a granel, en la que los clientes pueden elegir libremente qué cantidad y qué variedad es la que desean comprar, siendo estas balanzas necesarias para el día a día de estos comercios.

De igual forma, la caída en la renta per cápita de muchas regiones condiciona la configuración de los nuevos comercios en ciernes. Los nuevos negocios dependen cada día más de la venta a granel como una forma de ajustar todavía más los precios a la renta disponible de los hogares, siendo menos frecuentes las ventas empaquetadas con peso concreto. Por ejemplo, este sería el caso de la venta de frutos secos en mercados, tiendas especializadas y supermercados, y también sería el caso de algunas empresas que venden telas y tejidos al peso.

Además, las empresas de venta de granos de café o café molido a granel también precisan de esta herramienta. La forma de empleo es la misma que en los anteriores casos y además se puede hacer uso de balanzas con formas más específicas adaptadas para pesar grano.

Un caso adicional es el de las pescaderías, en dónde también se hace uso habitual de este tipo de balanzas. El modelo más habitual en este tipo de negocios es el de balanza colgante con impresora, que permite al pescador o pescadora pesar la compra y añadir posteriormente el ticket necesario para su cobro.

Por otro lado, existe un mercado emergente en el que este tipo de balanza con impresora está siendo muy empleado, que es el de la venta de cuentas y abalorios para la realización artesanal de bisutería, adornos y demás manualidades. Para determinadas técnicas, se emplean cuentas de un tamaño muy pequeño (como la rocalla o las cuentas tipo miyuki) y sería muy complicado venderlas por unidad, por tanto las cuentas que se deseen adquirir se pesan y venden por gramos. Así mismo, algunos comercios venden cadena para bisutería empleando el mismo método, cuando las cantidades son pequeñas o cuando se trata de restos de cadenas de diferentes tipos.

Comments are closed.