Archive for 2016/03/24

Aprenda a comer sano en el trabajo

comer_trabajoSiempre que comenzamos una dieta lo hacemos en casa cuidando nuestro desayuno y comidas nocturnas, no obstante al momento de llegar al trabajo nuestras comidas saludables terminan cuando nos “ataca” el hambre de media mañana o media tarde, y terminamos “pecando” con algún chocolate o alfajor.

Debido a estos desajustes en nuestra dieta es que en vez de adelgazar, nos mantenemos o peor aún, subimos más de peso. Es por ello que a continuación le contaremos algunas técnicas para que por fin logres mantener una vida sana y evitar la obesidad.

Algunas consideraciones

-En primer lugar debes obligarte a desayunar antes de salir de la casa, idealmente que sea avena o algo contundente y saludable para evitar que te de tanta hambre en el trabajo. A la vez podrás rendir más, y evitar estar comiendo golosinas a media mañana.

-Es sabido que pasar muchas horas sin consumir alimentos hace mal, porque hace que comas más en tus próximas comidas, y además puede ser un factor riesgoso para tener cálculos en la vesícula, úlceras gástricas o gastritis.

Ante esto lo mejor es que a la mitad de la mañana comas alimentos saludables que tú mismo prepares, como por ejemplo: un yogurt descremado, 4 galletas de agua/soda, fruta o verdura picada, o bien un sándwich de queso fresco con lechuga o tomate. Una buena idea también puede ser que lleves una canasta de frutas  y la dejes en la oficina para los momentos cuando te dé hambre.

-Evita los jugos, bebidas azucarados y en su lugar toma agua.

-Además escoge alimentos que estén cocinados al horno, hervidos o a la plancha, en vez de los fritos.

-Al momento del postre, escoge siempre las frutas en vez de los flanes, budines o helados.

-Aléjate de la sal porque hace retener líquidos. Para ello debes comenzar de a poco, comenzando a reducir la sal en algunas ocasiones, para que después de un tiempo solo necesites un poco de ella para comer.

-En vez de salir a comprar comida rápida a la hora de almuerzo, lleva ensaladas y comidas saludables; lo que además te servirá para ahorrar dinero.

-Mantén una botella en tu oficina y llénala con agua para mantenerte hidratado durante la jornada.