Archive for 2015/04/24

Todo lo que debes saber de la topografía plana

levantamiento-topografico

Si bien la topografía plana tiene el mismo objetivo que la geodesia, ésta se diferencia en su método. En este caso, lo que mide son terrenos pequeños y que estén en base a un plano horizontal, descartando cualquier tipo de curvatura.

Si vamos al plano de las ingenierías, la mayoría de los proyectos utilizan este medio, ya que antes, durante y después se necesita información topográfica de una obra, cualquiera que sea. Debes saber que la topografía plana se divide en dos áreas principales; la planimetría y altimetría.

La planimetría lo que hace es crear una proyección del terreno pero en un plano horizontal  imaginario, la altimetría en cambio, ve las diferencias de niveles  o elevaciones entre los puntos del terreno. Ahora, se pueden usar ambas áreas juntas y esto permite la elaboración de un plano topográfico, en donde finalmente estarán las posiciones en planta y las elevaciones de los puntos.

¡Manos a la obra!

Para realizar un levantamiento topográfico debes realizar tanto trabajo de campo como en oficina. En el primer caso lo que debes hacer es seleccionar el método de levantamiento y con ello ver los equipos necesarios para la ejecución, debes fijar además la mejor ubicación y programar tanto la toma como la recolección de datos. En ese punto es importante siempre anotar todo, por lo que debes tener una libreta siempre a mano.

Si hablamos del trabajo de oficina debes calcular a través de los datos recabado las coordenadas cartesianas y la distancia entre los puntos, también tienes que ver las cubicaciones de volúmenes de la tierra, entre otras tareas a realizar. Por último, cuando todo está hecho, hay que confeccionar un plano de los puntos y objetos levantados en el campo.

 

La relevancia de la psicología como ciencia social

psicologia

Las ciencias sociales juegan un rol fundamental en nuestra vida diaria. Son varias las disciplinas que se encargan de estudiar el comportamiento humano y la relación que existe entre ellos en distintos niveles. Una de estas ramas es la psicología, que se encarga de estudiar los diversos comportamientos de la conducta humana, no sólo en lo que respecta a cómo relacionarnos con otras personas, sino que cómo reaccionamos ante los estímulos del entorno que nos rodea.

Además, también sirve para afrontar al mundo y cómo éste puede afectarnos en caso de que no podamos controlar nuestros impulsos o bien nos afecte emocional y socialmente. La psicología propiamente tal está orientada al tratamiento de las conocidas como psicopatologías, con el análisis del caso, la evaluación del mismo y el establecimiento de un tratamiento psicológico adecuado.

También existe la rama de la psicología deportiva, que se encarga de tratar a los deportistas en momentos complicados o que sufren de ansiedad u otros trastornos que pueden afectar su rendimiento. Existen muchas clases de psicología en la actualidad, por lo que quien quiera estudiar esta carrera tiene harto de donde escoger.

Como podemos observar, hay un amplio campo de estudio que nos permite abarcar diferentes formas de trabajo, lo que es conocido como ramas de la psicología, abocándose ellas a una o varios en particular, pero siempre contando con una metodología de estudio empírico, es decir, se debe experimentar y tener contacto con la persona a analizar, ya que el factor común de todo ello es el comportamiento del sujeto.

La psicología como ciencia social nos brinda la oportunidad de sanar ciertos trastornos a nivel mental, que muchas veces son difíciles de superar. Un buen tratamiento psicológico puede darnos las respuestas que necesitábamos, para sanar nuestras heridas.

¿Qué es lo que hace un diseñador gráfico?

diseño grafico

diseño grafico

Los diseñadores gráficos han ido tomando mucha importancia con el paso del tiempo merced a todo su conocimiento y a las características que los definen como personas creativas que pueden ayudar mucho al surgimiento de una empresa. Este profesional es capaz de tomar una idea, concepto o situación y transmitirla gracias a sus creativos diseños.

Lo que produce un diseñador gráfico, generalmente, es lo que el usuario o cliente se lleva como primera imagen de una empresa o compañía. Esto es muy importante, ya que de generar una buena impresión, entonces se abrirán los caminos para poder hacer más negocios, lo que es fundamental para el éxito de las empresas sean del rubro que sean.

El trabajo que ejerce el diseñador gráfico se puede ver en múltiples soportes. Por ejemplo, puede ser visto en panfletos, tarjetas de negocio, logos, sitios web y algunas producciones, sólo por nombrar algunos. El diseñador siempre buscará una solución creativa a los problemas, y así satisfacer las necesidades de los clientes.

Dominio de herramientas

Un diseñador gráfico también debe ser capaz de manejar ciertas herramientas de producción, imágenes electrónicas y gráficos por computadoras. También debe tener un buen manejo de cámaras digitales, scanners y paquetes de software. Existen varios diseñadores gráficos que se capacitan en el entorno Apple, en lugar de PC, pero la mayoría conoce ambas plataformas. Pueden adaptarse.

Por último, el portafolio es un elemento esencial de cualquier diseñador que está partiendo en el mundo laboral. Es importante tener un portafolio detallado que resalte todas las habilidades que posee este profesional. En definitiva, la carrera de diseño gráfico es una opción muy provechosa en la actualidad, ya que ofrece una formación bastante apropiada en cuanto al mundo de hoy.

La influencia de la arquitectura en el desarrollo social de la civilización

arquitectos

A lo largo de la historia, cada civilización ha sabido demostrar y dejar rastro en la Tierra sobre su estadía, formación, cultura y otros aspectos que fueron determinantes a la hora de establecer sus construcciones. La estructura arquitectónica de la sociedad actual, es la prueba de los distintos estilos de vida que han tenido un sinfín de pueblos a través del tiempo, dejando muy en claro, que dependiendo de su situación geográfica, estos estilos variarían bastante.

Un aspecto que no puede quedar fuera y que tiene estrecha relación en la arquitectura de toda civilización, es lo que indica la Constitución Chilena en su artículo primero, “La familia es el núcleo fundamental de la sociedad”, por lo que la construcción de gran parte de todo el patrimonio arquitectónico de un lugar, fue y es en base a poder contar con un espacio en el cual es núcleo primordial de la sociedad pudiese asentarse.

Pues bien, para comprender mucho mejor de lo que se trata este arte, es elemental conocer de qué se compone esta práctica para luego entender su relación con la sociedad y con la del ser humano en cuestión. La arquitectura es una técnica y su vez el arte de proyectar y construir edificios. Es decir, por medio de ésta, es posible desarrollar, modificar y cambiar el espacio físico con el objetivo de satisfacer las necesidades del hombre.  

Además de lo anterior, los profesionales de esta área no sólo desarrollan sus proyectos en función a los requerimientos solicitados e indicados por el ser humano, sino que además estas construcciones responden a fines estéticos, de ahí que la arquitectura sea considerada un bello arte.

De esta forma, cada casa, departamento, vivienda, edificio o monumento, se desarrolló en base a ciertas necesidades que el arquitecto acogió y supo manifestar, junto con sus habilidades y sentido de la estética, los requerimientos que un individuo, grupo o civilización manifestó en su minuto, permitiendo alcanzar verdaderas obras de arte de la construcción.

La arquitectura a lo largo de la historia

Teniendo como premisa que el trabajo que se desarrolla en la arquitectura junto con la estrecha relación que tiene con la sociedad y su base más absoluta que es la familia, es correcto afirmar que una primera instancia muchas de las edificaciones fueron realizadas para satisfacer una necesidad básica y única de contar con un vivienda para aquellos pueblos nómades que buscaban encontrar un lugar para asentarse definitivamente.

Dicho ésto, es que con el correr de los años y la formación de importantes civilizaciones en el transcurso de la historia, es que surgieron otras características que definieron a la arquitectura, como las hazañas, las costumbres y los deseos del hombre por perdurar en la historia, dando forma a ilustres construcciones como La Gran Muralla China, los épicos castillos medievales e iglesias enormes, junto a las antiguas malocas de América Latina y los bohíos.

Estos trabajos o tipos de construcciones, provienen de dos corrientes muy importantes e influyentes para cualquiera de los estilos y maneras de desarrollar la arquitectura en la actualidad. Por una parte se encuentra la Arquitectura Antigua, que sienta las bases o formas básicas de la arquitectura occidental, inspiradas en el esplendor de la cultura helénica.

Grecia de esta manera, se vuelve la cuna de una arquitectura con un estilo único y que en toda Europa no mantuvo a nadie indiferente. Tanto constructores como artistas, admiraron e imitaron la calidad arquitectónica con que se realizaban sus creaciones, un estilo que hasta el día de hoy es aplicado.

Por otro lado, se encuentra la Arquitectura Clásica occidental, la cual a manos de los etruscos dio paso al estilo y construcción de uno de los pueblos más importantes y grandes de todo el mundo. En su afán de conquista, crecimiento y adoptar todas las costumbres dignas de poseer, surge o se desarrolla un estilo que se conoce con el nombre de greco romano. Cada obra, es sólida y funcional a su vez, las cuales representan uno de los principales aportes a la arquitectura de hoy.

Para entender mejor este tipo de obras, sólo es necesario identificar que el gran poderío del Pueblo Romano, era suficiente para edificar enormes construcciones que se transformaron en verdaderos templos de adoración de sus dioses y filósofos, asumiendo y exponiendo la importancia de estas personalidades para toda la civilización.

Lo mismo fue ocurriendo con los demás pueblos que fueron surgiendo más adelante y, que en su intento de idolatrar y entregar como ofrenda a sus dioses, desarrollaron construcciones dignas de imitar, como las de la exquisita cultura china y toda su milenaria tradición y civilización.

Al otro lado del mundo, las imponentes obras arquitectónicas que hoy nos deslumbran, surgieron con la misma necesidad de gobierno, expansión y adoración de sus dioses. La cultura Inca por su parte y la creación de Machu Picchu, los Aztecas y sus particulares pirámides; los Chibchas con sus enormes templos para idolatrar al Sol y los Tayronas con su ciudad perdida, conforman civilizaciones que quisieron por medio de sus construcciones relatar sus estilos de vida, cultura y formas de gobierno.

Así, la influencia del poder y el gobierno de turno que haya existido en algún pueblo en particular, denota que muchas de las grandes construcciones, hoy en día sean consideradas maravillas del mundo. Éstas fueron hechas conforme a las necesidades del hombre y civilización de ese entonces, como lo es el Taj Mahal y otras obras que sólo expresan la historia de pueblos y ciudades que se urbanizaron y determinaron su cultura arquitectónica en base a su colonización, batallas épicas y tradiciones sociales, religiosas y políticas.

Es claro, que la manera en que se desarrollaron los cientos de edificaciones presentes en todo el mundo, responden a una necesidad del ser humano inherente en dejar “por escrito” su paso por este mundo y la forma en que estaba compuesta la sociedad a la cual pertenecía. Con el correr del tiempo y las nuevas formas de gobernar, han detonado que siempre exista un claro empuje en realizar construcciones de “alabanza” a quien se encuentre al frente de una civilización y que se diferencia de la otra parte de la sociedad.

De esta forma, lo anterior se ve reflejado en la Arquitectura Medieval y en la forma en que se encontraba distribuida la clase social, haciendo hincapié en sus gobernantes (reyes) y el imponente poder de la Iglesia Católica, de ahí que sus edificaciones fueran tan representativas de esa época. Lo que dio paso a lo que se conoce como Arquitectura Renacentista.

Durante esta etapa, el arte de proyectar y construir edificios, se cimentó en una nueva forma de realizarlas. Dada la importancia, el gran poder y el auge de la religión cristiana católica, las construcciones comenzaron a ser muy distintas a las de la edad anterior. Su fuerte influencia en la civilización, llevó a cambiar drásticamente el estilo arquitectónico del momento.

Debido a esto, es que las construcciones de la época se basaron en en desarrollar el arte de la Arquitectura como ejemplificación del poderío económico del momento y no en pro de la población. Es decir, en demostrar qué arquitecto de la época desarrollaba de mejor manera sus habilidades para la construcción de imponentes iglesias y convertirse en un ejemplo superior frente a sus pares.

Era moderna y era tecnológica

Al dar término de aquellas etapas de la historia y a la manera en que se desarrollaba la arquitectura de la época, más tarde comenzó una nueva forma de estilo y en base a las nuevas necesidades de la sociedad.

Durante la época moderna, es el factor económico quien posee una influencia radical en la nueva infraestructura para edificar. Por un lado, la vivienda habitacional pasa a segundo plano y resaltan aquellas que se masifican por su mala y deficientes construcción, inapropiadas en todo aspecto para las personas, pero que se generaron con el sueño de la casa propia y que se transformaron, en verdaderos dolores de cabeza.

Por ende, se desarrolla una arquitectura bastante desigual, donde el dinero distribuido no era equitativo para todas las partes de la sociedad, sino que para la clase alta, las construcciones eran mucho mejores y no así, para quienes no contaban con mucho dinero para invertir, pero sí una alta demanda de contar con una vivienda.  

Con la llegada de la tecnología a comienzos del siglo XX, la arquitectura toma un vuelco y la expresión humana se encuentra en manos de una computadora no-pensante, pero sí muy útil a la hora de evaluar posibilidades, espacios, requerimientos, materiales y terrenos.

Así, las edificaciones con estilo greco romano, renacentista o románticas, comienzan a desaparecer para dar paso a construcciones modernas en espacios reducidos. Es decir, edificios funcionales donde se pueda desarrollar lo mismo que se hacía antes horizontalmente, ahora hacerlo de manera vertical. Por lo que, las nuevas construcciones reciben el nombre de “edificios inteligentes”. Donde cada segmento de la sociedad, se ve identificada según sus alcances económicos y necesidades.  

El arquitecto actual

El profesional que desempeña un rol fundamental en la actual sociedad, posee, junto con su formación y conocimiento, la capacidad de desarrollar sus habilidades en pro de resolver racional y creativamente las problemáticas en diseño, acordes a la realidad física y social de hoy.

Por lo tanto, cuenta con las competencias requeridas para edificar en la ciudad según los diversos intereses que en ella convergen, porque comprende los formatos de desarrollo de lo núcleos urbanos al cual pertenece, junto con las normas de urbanismo, aplicando correctamente los elementos esenciales de la gestión inmobiliaria.

Además de lo anterior, posee un manejo de las nuevas tecnologías que le permiten desarrollar proyectos acordes a los nuevos tiempos, proponiendo soluciones inherentes antes de comenzar cualquier tipo de construcción, pudiendo generar obras únicas en base a sus conocimientos y capacidades.

¡Cuidado!, la baja autoestima puede afectar tu trabajo

Para muchos este tema sigue siendo un tabú que prefieren ignorar, es que hablar del  autoestima es un asunto absolutamente íntimo, sin embargo debemos comprender que es una cuestión cotidiana y que afecta a varias personas.

n9341919230_741662_9619

¿Pero, qué tan grave puede llegar a ser tener una autoestima baja?, pues bien, los autores Amy Chua y Jed Rubenfeld en su libro “The Triple Package” plantean entre algunos puntos que esta situación te traerá consecuencias nefastas, sobre todo en el ámbito laboral, ya que finalmente las personas que carecen de esta  habilidad suelen ser manejables y toman como cierta la percepción que le adjudica la empresa más que la que él o ella tienen sobre sí mismo.

Si bien es cierto que el ego excesivo también tiene consecuencias negativas, como por ejemplo, que quienes ostentan mucho sobre sí mismos por lo general les cuesta mucho más darse cuenta de sus errores y por ello no encuentran una solución de manera fácil ,  por el contrario, las personas exitosa tienden siempre a apreciarse a sí mismo.

Debemos comprender que una persona feliz y con una autoestima alta es un sujeto productivo. Ya en 1980 distintos estudios señalaban que los individuos que carecen de autoestima son apáticos, les falta motivación y por lo general derivan a enfermedades tales como la depresión. La mayoría de las investigaciones coinciden en que los rubros en que más se ve esta última enfermedad es en el área de salud y educación.

La psicóloga Marisa Salanova, exitosa en el ámbito de trabajo saludable, afirma que la productividad tiene que ver con la autosuficiencia, con el hecho de pensar si “seré capaz de hacer algo bien en el futuro”. Por otra parte, también apunta al empleador, ya que asegura que las empresas que deciden generar dinámicas saludables dentro de su organización logran subir sus ingresos en el futuro.