Consejos para decorar un espacio laboral pequeño

decoracion_oficinas_pequeñasEn el estilo decorativo de una oficina debe perdurar el buen gusto, la elegancia y el bienestar de quienes utilizan esos espacios. Hoy en día, debido al nuevo concepto de arquitectura que se ha entablado en las grandes ciudades, se hacen oficinas cada vez más pequeñas y las empresas deben acomodarse en estos espacios.

La decoración de una oficina pequeña es determinante para hacer de este lugar un espacio útil y agradable. Y para iniciar desde lo más macro, cabe destacar que el color con que se pinten las paredes es muy importante, la elección y combinación de colores no sólo puede influir en el estado de ánimo de las personas sino también en el aspecto a primera vista que entrega el lugar.

En primer lugar hay que desechar por completo los colores oscuros como el marrón o el azul opaco, ese tipo de colores hacen ver el espacio aún más pequeño y con los muebles los trabajadores se sentirían atrapados en el lugar. Se deben usar colores claros, tonalidades pasteles, si no les agrada del todo el blanco para la decoración del espacio laboral, pueden ser colores como el amarillo, rosa o celeste, en tono pastel.

Las paredes en colores claros darán la sensación de mayor amplitud y si entra luz natural el espacio se verá más iluminado y esto a la vez contribuirá a un ahorro de energía eléctrica ya que se necesitará menos luz artificial.

La distribución de los muebles

Los muebles que elegimos para decorar nuestros espacios laborales son muy importantes. Lo primero que debemos tener en cuenta son las medidas, hay que conocer bien del espacio que se dispone ya que este no se hará más grande sólo para que usemos un escritorio antiguo.

En ese aspecto hay que ser consciente del espacio disponible y de la cantidad de personas que deben trabajar en él. De esta forma podremos determinar qué tipo de escritorios nos conviene comprar, individuales o por cubículos, el material de éstos y la posición en que se optimizará el espacio.

La posición para ocupar menos espacio sería con escritorios apegados a la pared. En tanto, las repisas y archiveros se pueden ubicar en alto.

Mantener el orden es fundamental para que el espacio laboral se vea ordenado, hay que evitar las montañas de papeles sobre la mesa y los equipos computacionales grandes. Con estos consejos es posible transformar un espacio pequeño de trabajo en un lugar agradable para quienes se desempeñan en su empresa.

Comments are closed.