Formas de rediseñar el ambiente en las oficinas

Oficina personal

Las largas jornadas de trabajo, dependiendo de donde uno se desempeñe, pueden ser bastante entretenidas aunque con el tiempo, las rutinas establecidas pueden provocar un estancamiento en la motivación y posteriormente, convertir lo agradable en una tarea tediosa.

Lo importante en todo ambiente es renovarse en el éxito y como tal, el ambiente laboral debe pasar por ciertas etapas de rediseño, a fin de mejorar la productividad y al mismo tiempo, dar frescura a los trabajadores.

Por ejemplo, la iluminación debe ser en lo posible, natural, para evitar no solo un exceso de luminaria artificial, sino también para contribuir con el ahorro energético; en tanto, paredes de colores cálidos ayudan a generar una sensación de amplitud y relajación, sin caer en estrés con tonos como el rojo o el negro.

Consideraciones respecto del mobiliario

Oficina sencilla

Tal y como en las habitaciones personales, las oficinas también requieren de un diseño que se ajuste a las necesidades y gusto del propietario.

El mobiliario de oficina debe contar con lo básico, elementos tales como sillas, y escritorios personalizados de acuerdo a la altura y peso del trabajador, con diseños ergonómicos que permitan mantener buenas posturas y mantener la salud.

Las sillas de oficina, por ejemplo, deben contar sí o sí con un respaldo que mantenga a la espalda en 90 grados, evitando así arquearla hacia adelante.

En cuanto a los documentos importantes, lo ideal es que estén a la vista y disposición cada vez que sean requeridos, por lo cual los cajones y estantes deben ser amplios y abiertos.

Para evitar el aburrimiento, una fotografía familiar o decoración acorde a lo que la empresa hace puede ser una buena forma de eliminar el aburrimiento de los colaboradores; las plantas también pueden servir para entregar vida a un ambiente más bien estéril.

Comments are closed.