Características de las balanzas de colgar

Balanza de colgar

En una gran diversidad de comercios, tener una manera rápida y fácil de pesar diferentes materiales y objetos en el momento oportuno puede resultar fundamental. Existen diferentes clases de balanzas para este propósito, todas ellas con sus ventajas y características únicas y particulares, por lo que elegir la que sea idónea resulta muy importante para cualquier empresa. Hay algunas capaces de pesar con precisión cantidades de apenas un par de gramos, otras diseñadas para resistir el pesaje diario de objetos voluminosos, y algunas con la transportación y versatilidad en mente. De entre todas las opciones disponibles, las balanzas de colgar son una formidable elección.

Las balanzas de colgar pueden tener diferentes usos, todos en función de la empresa particular y sus necesidades, pero en el ámbito comercial, su función casi siempre consiste en pesar alimentos a granel, como granos, carne, pescado, y un amplio etcétera, para poder cerciorarse de que se están otorgando y recibiendo las cantidades justas. También suelen estar presentes en sitios en los que pesar correctamente es una prioridad, como, por ejemplo, en empresas de manejo de en las que conocer la densidad de los productos mediante su peso es importante.

Conociendo mejor las balanzas de colgar

Las balanzas de colgar funcionan gracias a un mecanismo de palancas que trabaja al mantenerse el objeto a ser pesado suspendido del suelo, lo cual, debido a la fuerza de gravedad, transforma el peso en una fuerza que dicho mecanismo está calibrado para medir. Debido a su naturaleza, este tipo de balanzas puede tener ciertas dificultades midiendo objetos cuyo peso no sea el suficiente para generar una fuerza considerable, la cual se pueda medir con precisión. Los rangos de peso varían, pero, en general se sitúan entre los 20 kilogramos como mínimo y un peso máximo de hasta 10 toneladas, dependiendo del modelo.

Balanza tipo relojMuchas balanzas de colgar indican el peso mediante una barra graduada y una aguja que se desplaza gracias al trabajo del mecanismo de palancas, aunque las más modernas han abandonado este sistema en pro de las tecnologías LED y LCD, capaces de mostrar el peso con mayor precisión. Es posible encontrar este tipo de balanzas con gancho, del cual se sujeta el objeto a pesar, o bien, con un plato añadido a la balanza sobre el cual se coloca el cuerpo, en caso de que el uso del gacho no resulte conveniente.

Por lo general, las balanzas de colgar están hechas de acero inoxidable, con el gancho comúnmente recubierto de cinc para darle mayor resistencia, haciéndolas perfectas para el uso rudo cotidiano de los sectores comerciales, de transporte o de alimentos a granel. Es normal la inclusión de un control remoto para, por ejemplo, cambiar la balanza de kilos a libras o ajustar otros parámetros con mucha comodidad. Estas balanzas son alimentadas por medio de una batería recargable, la cual tiene una vida de carga bastante considerable. Como cualquier balanza, es indispensable calibrarlas adecuada y frecuentemente, de modo que su desempeño y precisión no se vean afectados y cumplan con normativas internacionales de pesaje.

Las balanzas de colgar son un instrumento fundamental para muchas empresas del sector comercial e industrial, por lo que es preciso no escatimar a la hora de adquirir una. Un pesaje adecuado puede agilizar procesos, mejorar la productividad y, sobre todo, ahorrar dinero.

Comments are closed.